El vino en la Colonia: La Actividad vitivinícola en Arequipa virreinal

El vino en la Colonia

El vino en la Colonia

El libro Vinos, aguardientes y mercado, que los valles de Vítor, Majes y Moquegua eran el origen de la mayor parte del vino y aguardiente que se consumía durante la Colonia en las minas del sur peruano y Bolivia.

El historiador Carlos Buller puntualiza que la información reunida, en la que se habla de haciendas dedicadas en exclusividad a la industria vitivinícola, es una señal de la existencia de un mercado interno, en el que cada zona produce lo que necesitan otras áreas.

Las actividades económicas se desarrollan en un contexto. Por ejemplo, el auge de la industria vitivinícola de los valles de Arequipa se produjo en paralelo con el boom de la minería del Alto Perú. Así lo señala el estudio de Carlos Buller, en el cual se proporciona otro dato por tomar en cuenta: la reducción extrema de las vides se registra a partir de la Independencia.

Carlos Buller considera que eso se debe a que, por un lado, existía una gran tensión política que dificultaba los negocios, pero, por otro, a una serie de hechos ocasionados con la llegada de la República.

Tener que pagar impuestos para vender a Bolivia y la competencia del aguardiente de caña –prohibido durante el Virreinato– hicieron poco rentable al vino y demás.

El historiador y diplomático comenta que su intención al iniciar su investigación era documentar el cambio de élite en la Arequipa del siglo XVIII. Sin embargo, luego de revisar bastante documentación de la época, no encontraba el filón por dónde abordar el tema. Hasta que descubrió, de forma casual, en el Obispado mistiano, el registro del pago de diezmo en los valles de la región.

Lo interesante es que en estos documentos, en su mayoría del período entre 1770 y 1853, se halla con bastante detalle la cantidad y tipo de producción que se tenía en esas zonas. Buller hace notar que la información que se maneja de esa época por otras fuentes es muy general y no es precisa.

La importancia de esta veta es que, por un lado, se dan luces de cómo van cambiando de manos las tierras arequipeñas por una nueva clase dirigente en el siglo XVIII y, por otro, revela un pasado poco conocido de esta región: su tradición vitivinícola.

El libro fue presentado en Arequipa a fines de octubre por Eusebio Quiroz Paz-Soldán, Eduardo Dargent y Alejandro Málaga.

La investigación surgió del trabajo de tesis de Carlos Buller para postular al grado de doctor en la École del Hautes Études en Sciences Sociales de París. (Andina)

Un dato que no hay que perder de vista y que nos proporciona el estudioso es que en Potosí solo hay registro de consumo de productos vitivinícolas de estos valles y de una zona del Alto Perú, mas no así de Chile.

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *