¡Yo soy yaraví! Promueven interpretación de géneros arequipeños entre escolares

Se puede decir que don Mariano Carpio –un arequipeño por sus cuatro costados, de 82 años de edad– es una suerte de autogestionario del yaraví, ese género emblemático del canto mestizo y casi un sello de la Arequipa señorial, aunque también se practica en otras regiones del país, cómo no.
Desde hace más de dos décadas es uno de los impulsores para que el yaraví “supere al tiempo”. Y desde hace ocho años, deja Nueva York cada calendario para organizar, sacando fondos de su propio bolsillo, un concurso donde premian a los mejores creadores regionales del yaraví.
“¡Este año es el mejor de lo mejor! –llega con la novedad don Mariano, en su calidad de fundador y presidente de la Asociación Cultural Escuela del Yaraví–, porque hemos dado un giro al tema y lo estamos haciendo con colegios de toda Arequipa”.
Sí, los protagonistas de esta edición serán los niños y adolescentes del quinto de Primaria al quinto de Secundaria de los colegios de todos los distritos y las provincias de su región, quienes competirán en cuatro categorías: interpretando yaravíes; poemarios lonccos; marineras y valses arequipeños, y pampeñas y huainos.
Un problema con las ediciones pasadas, es claro, es que si bien había más de 100 aficionados que se presentaban por fecha, “siempre ganaba un grupo que eran músicos profesionales, a diferencia de los demás”, indica el promotor.
Para este año, el concurso es muy ambicioso, se denomina VIII Interescolar de Yaraví y, finalmente, a Carpio le secunda en su cruzada por la revaloración de los géneros tradicionales characatos, el gobierno regional de Arequipa.
Explica que los concursos a nivel de las ocho provincias y los dos “conos” de la Ciudad Blanca ya se están realizando, puesto que los 40 finalistas competirán en la capital arequipeña los días 12 y 13 de agosto.

“La meta es que el próximo año los chicos no sólo sean intérpretes, sino que trabajen junto con sus padres y maestros letras y músicas de yaravíes, pampeñas, huainos y valses propios”, refiere Carpio. Con ello se está asegurando el futuro para de la música arequipeña. Si bien, como recuerda Carpio, quien en su juventud también compuso algunas melodías, el yaraví es puro sentimiento y al vate Mariano Melgar (1790-1815) le inspiró la decepción que le hizo su amada Silvia para escribir estos versos sentidos, el yaraví es un género en el cual se puede hablar de todo, sólo que tienes que hacerlo desde el fondo de tu corazón. Palabra de cultor.

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

1 Comentario

  1. Emilio
    Me parece una excelente idea hacer participar a niños y jóvenes en este concurso, esto hará que sientan amor por nuestra música.
    Reply

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *