Ley de Grandes Empresas Asociativas, El fin de la pobreza

Los empresarios de Gamarra y en general los de Lima reparten sus activos entre sus hijos, lo que genera que el sector manufacturero este siempre copado de micros y pequeñas empresas; esta situación es la principal generadora de la pobreza; pues al no existir grandes empresas, la demanda labor es ligera y en todo caso sólo de subsistencia. Así lo reveló el Lic. Richard Díaz Chuquipiondo, experto en empresas familiares.

Tras estudiar, por cinco años, el comportamiento de las pequeñas empresas; el Lic. Díaz manifestó durante el I Taller Internacional de empresas familiares, llevado a cabo aquí en el Perú; que la pobreza tiene fin; y está en manos de las empresas familiares del sector manufacturero; si los hijos mantiene sólida las empresas y se da la Ley de Grandes Empresas Asociativas, el Perú podría pretender ser grande en diez años.

La pobreza sólo se elimina con puestos laborales estables y bajo los estándares internacionales; y esto es sólo posible con la asociatividad; sin embargo y los modelos conductuales, que datan del siglo XVI, impiden la organización de un tejido empresarial sólido; por ello hizo un llamando a quienes desean ser Grandes empresarios; “mantengan unida a su familia y únanse con otras”.

Superar las conductas actuales es sólo posible bajo dos acciones conjuntas, la primera es personal, es interna, y obedece al deseo y propósito de cada quien; la segunda es del Estado quien debe dictar una norma para quienes desean ser grandes. La LEY DE LA GRANDE EMPRESA ASOCIATIVA, es el principio para dejar de ser pequeño.

La ley de promoción de la pequeña empresas; no es mala; pero una ley que promueva la asociatividad es mucho mejor; de esta manera estas empresas podrían obtener créditos a tasa Libor; y dejar de pagar altos interés; pero esto aunado a los tratados de libre comercio permitirían empleo seguro, estable y en las mejores condiciones para muchísimos peruanos.

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *