El 57% de maestros de educación básica promueve la lectura por iniciativa propia

Hábitos de lectura en el colegio

Los niveles de compresión lectora

En un reciente sondeo virtual elaborado por Universia Perú a más de 1800 docentes de educación inicial y primaria, el 57% de encuestados asegura promover la lectura por iniciativa propia; mientras que un 42% lo hace en virtud del Plan Lector.

Los niveles de compresión lectora y las prácticas de lectura dentro y fuera de las aulas son uno de los puntos de mayor preocupación para el sector educativo del país. En la última prueba del Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA), realizada en el 2009, nuestro país ocupó el puesto 62 de los 65 países participantes, y el último entre los países de Sudamérica.

Universia Perú elaboró un reciente sondeo virtual a más de 1800 profesores de educación inicial y primaria de colegios públicos, con la finalidad de conocer sus hábitos de lectura, y las formas en las que incentivan la lectura entre sus alumnos.

Según los resultados obtenidos en el sondeo, el 57% de profesores asegura promover la lectura en sus alumnos por iniciativa propia, mientras que un 42% hace lo propio en virtud del Plan Lector, establecido por el Ministerio de Educación desde el año 2006.

Entre las principales formas que utilizan los profesores para animar a sus alumnos en la lectura están las dinámicas lectoras (32%), lectura en voz alta (27%) y lecturas recomendadas (20%), entre otras.

Con respecto a las dinámicas lectoras, sólo un 5% admitió nunca recurrir a ellas; mientras que un 49% asegura que lo hace frecuentemente y un 46% de vez en cuando.

HÁBITOS DE LECTURA
Ante a la pregunta sobre la frecuencia de lectura de un libro, el 74% de maestros afirmó leer como máximo un libro al mes. El 19% manifestó leer entre dos y tres libros al mes; mientras que un 6% asegura que lee un libro por semana. El 2% de profesores encuestados admitió no leer con regularidad.

Asimismo, con respecto a la periodicidad de lecturas a encomendar a sus alumnos, el 39% de maestros prefiere asignar un libro al mes, mientras que un 38% considera conveniente una lectura por semana.

Consultado para este sondeo, Jhonny López, profesor y periodista colombiano, considera importante la impresión que genera el maestro frente a sus alumnos sobre la lectura. Un maestro que llega a clase con un libro estará despertando un fuerte interés en algunos miembros de la clase, agrega. Además, resalta la importancia de incitar la lectura a partir de temas de actualidad que puedan generar inquietud en los alumnos, como el fútbol, la música, entre otros; como también de ser capaces de impartir el conocimiento a través de estrategias lúdicas.

CAPACITACIONES: LA PRINCIPAL FUENTE DE ACTUALIZACIÓN DOCENTE
Finalmente, ante la pregunta sobre la principal fuente de capacitación en cuanto a técnicas de fomento de lectura; el 44% de los encuestados indicó las capacitaciones. En tanto, el 39% señaló que se actualiza investigando por cuenta propia, mientras que un 16% lo hace por medio de libros, periódicos y revistas.

Para Rosa María Bedoya, Magíster en Literatura Hispanoamericana de la Pontificia Universidad Católica del Perú, es importante una constante actualización pedagógica, sobre todo en métodos de lectura, por lo menos cada tres años. Así también menciona que en la actualidad el plan lector empleado en los colegios, se ve como una obligación y no como un real interés. «Si un profesor llegará feliz a clases, diciendo que acaba de leer el mejor libro de su vida y empieza a contar la historia de el, sería totalmente distinto, la lectura dejaría de verse como un especie de castigo y obligación», agrega la Mg. Bedoya.

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *