En Bolivia piden a Coca Cola que cambie de nombre

Una comisión de la Asamblea Constituyente de Bolivia resolvió pedir a la transnacional Coca Cola retirar de su gaseosa en todo el mundo el nombre de “la hoja sagrada” andina.

“La hoja de coca es un patrimonio cultural y vamos a pedir que se retire el nombre de la coca de la marca Coca Cola. En realidad ellos (la transnacional) se benefician hasta con el nombre de la coca”, informó a la agencia AP el asambleísta Severo Huanca, también dirigente de los cocaleros. La resolución fue aprobada por la comisión de la Coca. También sugirió a la Asamblea Constituyente que la planta sea declarada en la nueva Constitución como patrimonio cultural y “recurso natural, económico, renovable y estratégico”.

Margarita Terán, presidenta de esa comisión y conocida líder de los cocaleros, dijo que una vez que la nueva ley fundamental sea aprobada –probablemente a fin de año– el gobierno deberá emprender una campaña internacional para “revalorizar la coca” y lograr que la ONU la excluya de una lista de sustancias prohibidas.

Los cocaleros sostienen que la coca en su estado natural no es un alucinógeno y defienden sus propiedades terapéuticas.

Los campesinos y mineros bolivianos suelen masticar la hoja para neutralizar la sensación de hambre y cansancio. También tiene usos rituales en ceremonias andinas.

La resolución fue aprobada el miércoles por productores y comercializadores de coca, casi todos ellos afines al Movimiento al Socialismo (MAS), el partido del presidente Evo Morales, que aún mantiene su cargo de máximo dirigente de los sindicatos cocaleros del Chapare, en el centro de Bolivia.

Opiniones. “Si está bien para la Coca Cola, debe ser bien para el resto de mundo”, opinó Kathryn Ledebur, directora del Red de Información Andina, una ONG que monitorea la guerra contra el narcotráfico en Bolivia. “Y si no está bien para el resto del mundo, deben quitarla de Coca Cola”, agregó.

La misma comisión de constituyentes sugirió retirar del escudo nacional el laurel y el olivo para sustituirlos por la coca, pero la propuesta no tiene consenso en el oficialismo.

Morales sugirió en enero incrementar la superficie de cultivo de la coca legal de 12 mil a 20 mil hectáreas, lo que no es bien visto por el gobierno estadounidense, que financia la erradicación de la coca excedente (supuestamente destinada a la fabricación de cocaína).

El mandatario también impulsa un plan para industrializar la planta con apoyo financiero de Venezuela.

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *