La mayor matanza en un centro educativo de Estados Unidos deja 33 muertos y una veintena de heridos

Fuente:lavanguardia.es
La carnicería perpetrada en la Universidad Técnica de Virginia supera la masacre del instituto Columbine.

Nueva York. (Agencias).- Al menos 33 personas han muerto, según las últimos wp_posts oficiales, y una veintena han resultado heridas tras producirse dos tiroteos en el campus de la Universidad Técnica de Virginia, donde se vivió una caótica situación que originó la evacuación del centro y cancelación de las clases. El autor de los disparo ha muerto pero aún se desconoce si se suicidó o fue abatido por las autoridades policiales.

La masacre de esta mañana supera la tragedia del instituto Columbine en el que murieron en 1999 doce personas y resultaron heridas otras 24 antes de que los asesinos, estudiantes del centro, se suicidaran.

Los disparos tuvieron lugar en los dos extremos del campus, que tiene una extensión de 1.502 hectáreas. Comenzaron aproximadamente a las 7.15 horas (13.15 horas en España) en la residencia West Ambler Johnston, donde viven 895 estudiantes, y continuaron dos horas después en el edificio Norris Hall, donde se imparte Ingeniería.
Un estudiante murió en la residencia, mientras que los demás fueron tiroteados en el aula de la facultad, según concretó el jefe de Policía de Virginia W.R. Flinchum. Después de los disparos, todas las entradas al campus fueron cerradas y las clases se cancelaron hasta mañana, martes.

Una estudiante que presenció el tiroteo explicó que los disparos ocurrieron en la cuarta planta de la residencia, sólo una más de donde está situada su habitación. Un compañero le avisó a las 8.00 horas de lo que estaba ocurriendo y le dijo que no se moviera. “Estábamos encerrados en nuestras habitaciones navegando por Internet para tratar de averiguar lo que estaba ocurriendo”, señaló.

Bush, “horrorizado”
El presidente de EE.UU., George W. Bush, se declaró “horrorizado” por la matanza. La portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, afirmó que Bush “está horrorizado y su reacción inmediata fue de profunda preocupación por las familias de las víctimas, las propias víctimas, los estudiantes, los profesores y todos los residentes en Virginia que han hecho frente a este terrible incidente”.

Según Perino, el Gobierno supervisa la situación y pondrá fondos federales a disposición de Virginia para hacer frente a la catástrofe si ese estado lo solicita.

La investigación del incidente está a cargo de las autoridades locales y estatales, agregó la portavoz.

“Tragedia de proporciones monumentales”
“La universidad está conmocionada y horrorizada, ofrezco mis más profundas y sinceras condolencias” a los familiares de las víctimas, dijo en rueda de prensa Charles Steger, rector de la universidad, que calificó el crimen de “tragedia de proporciones monumentales”.

Las autoridades han iniciado el proceso de identificación de las víctimas y la evacuación de los estudiantes, e informaron de que al menos uno de los pistoleros involucrados murió. También han decidido cancelar las clases para hoy y mañana.

Se desconoce qué tipo de arma fue utilizada en los tiroteos pero, dado el alto número de muertos y heridos, se conjetura que puede ser un rifle de gran calibre.

Steger dijo que la primera llamada de emergencia a la policía fue hacia las 07.15 de la mañana (11.15 GMT) y, dos horas después, se informó de otro tiroteo en un segundo edificio del centro educativo.

Los heridos han sido trasladados a diversos hospitales locales, y las autoridades preparan sesiones de ayuda psicológica para los supervivientes, agregó Steger.

“Estamos haciendo planes para comenzar el proceso de curación de esta terrible tragedia”, afirmó Steger, tras añadir que en la investigación del crimen participan agentes de la policía local y estatal y de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

No es la primera vez que la universidad, de unos 10.500 metros cuadrados y con 26.000 estudiantes, es escenario de violencia, calificada hoy como un “acto incomprensible y abominable”.

En agosto de 2006, las autoridades también cerraron la universidad después de que un preso escapara de la cárcel, asesinara a un guardia y se refugiara en el centro de estudios.

Peor que Texas y Columbine
La masacre de esta mañana se convierte en la más sangrienta de la historia de Estados Unidos superando a la sucedida en 1966 en la que Charles J. Whitman acabo con la vida de trece personas en la ciudad de Austin y en el campus de la Universidad de Texas, después de haber asesinado a su madre y a su mujer.

Pero es la matanza del Instituto Columbine en Littleton (estado de Colorado), la más recordada por desarrollarse totalmente en las instalaciones académicas, donde dos estudiantes de 17 y 18 años, armados con armas semiautomáticas, asesinaron a doce estudiantes y una profesora antes de suicidarse en el más sangriento suceso de los últimos años.

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *