Unesco: la escasez de agua es una amenaza para la paz

París. La escasez del agua y la rivalidad que provoca amenazan la paz y la eliminación de la pobreza, alertó el director general de la Unesco, Koichiro Matsuura, en la víspera de la celebración del Día Mundial del Agua.

“La escasez cada vez mayor y el aumento de la rivalidad en torno al agua, que amenazan a la paz y a las tareas de eliminación de la pobreza, nos obligan a procurar una repartición más eficaz y equitativa de ese recurso esencial”, pidió el responsable en un comunicado.

La Unesco recordó que en 2006 uno de cada cinco habitantes del planeta no tenía acceso al agua potable y un 40% de la población mundial no disponía de servicios de saneamiento básicos.
Por medio de su Programa Hidrológico Internacional (PHI), la Unesco intenta mejorar la gestión de los recursos hídricos en regiones áridas y semiáridas especialmente sensibles.

“El reparto de los recursos de agua escasos crea rivalidades entre los distintos usuarios y puede provocar tensiones e incluso conflictos”, explicó la Unesco, añadiendo que el PHI se esfuerza por prevenirlos preconizando una gestión sana y equitativa de los recursos hídricos compartidos por varios países. Según Matsuura, “la escasez de agua no es sólo el resultado de una carencia de recursos hídricos, sino un fenómeno que se agrava a causa de la gestión de esos recursos”.

El director general citó la situación de las zonas áridas y semiáridas del planeta, donde las condiciones climáticas y las prácticas no sostenibles hacen de estas regiones puntos “sumamente vulnerables”. El aumento de la población hará que en “menos de un cuarto de siglo, las dos terceras partes de los habitantes del mundo vivan en países que sufren graves problemas de abastecimiento de agua, sobre todo en África del Norte, Oriente Medio y Asia Occidental”.

Agua más cara que la Coca

El alcalde adjunto de Nairobi, Waititu Ndungu, denunció ayer en el Parlamento Europeo que la Coca-Cola es más barata que el agua en Kenia y que la mayoría de la población no tiene dinero ni siquiera para comprarse uno de esos refrescos.

Ndungu expuso esta paradoja ante más de 600 participantes en la primera Asamblea Mundial de los Representantes Electos y los Ciudadanos por el Agua (AMECE) en el Parlamento Europeo.

El alcalde adjunto de Nairobi dijo que “en los últimos 40 años se ha politizado” la cuestión del agua y “los políticos han tendido a buscar su monopolio y a hacer de ella un elemento de su campaña electoral”.

Añadió que “no deberíamos tener que venir a Europa a decir que no tenemos agua. Tenemos agua, pero no la gestionamos bien y éste es nuestro fracaso”.

Esta contradicción que afronta esta país africano es tener en su territorio el Lago Victoria, el segundo más grande del mundo, y ser vecino del río Nilo.

“Mientras firmas como Coca-Cola o las empresas de flores consumen gran parte del agua del país, un 80% de la población carece de ella”, denunció otra interviniente.

A este evento asisten autoridades, expertos y representantes de la sociedad civil de más de 80 países, entre ellos Bolivia, Brasil, Uruguay, Chile, Argentina, México, Colombia, Honduras, Perú y Ecuador.

El objetivo de la asamblea es debatir y presentar propuestas para mejorar el acceso al agua de los más de 1.100 millones de personas que carecen de ella, lograr que se declare derecho fundamental y plantear fórmulas para frenar su uso comercial por parte de empresas privadas.

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *