ESET reporta aumento de troyanos que piden dinero para recuperar información

Troyanos que piden dinero

Troyanos que piden dinero

Filecoder es un tipo de ransomware que puede cifrar archivos para luego pedir un pago por descifrarlos.

ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, ha notado en los últimos meses un incremento significativo en la actividad de los troyanos que cifran información de los usuarios e intentan extorsionarlos ofreciéndoles el pago de un rescate a cambio de los mismos.

Esta categoría de códigos maliciosos existe hace varios años y se denominan Filecoders. Son uno de los tipos de ransomware más prolíficos, y han sido detectados por los productos de ESET como Win32/Filecoder y Win32/Gpcode, entre otros.

El sistema de alerta temprana ESET Live Grid muestra que el número de detecciones semanales de Win32/Filecoderse ha triplicado a partir de julio de 2013, en comparación al número promedio registrado entre enero y junio del mismo año. El país más afectado por esta familia de malware es Rusia; sin embargo, existen campañas de propagación activas en diferentes partes del mundo.

La principal característica de Filecoderes que puede cifrar los archivos de la víctima (generalmente fotos, documentos, música y archivos) para luego pedir un pago para liberarlos. Incluso llega a hacer el cobro utilizando Bitcoin, lo que demuestra que los cibercriminales siguen adaptándose a las nuevas tendencias de los usuarios.

Al igual que en otros casos de troyanos, los cibercriminales que utilizan el ransomwareFilecoder poseen diferentes métodos para propagar esta amenaza, que incluyen sitios maliciosos, archivos adjuntos en correo electrónico, o la utilización de otros troyanos, por ejemplo los de tipo backdoor.

Archivos es sobrescrito con un mensaje de advertencia

Archivos es sobrescrito con un mensaje de advertencia

En uno de los casos investigados por ESET, se observó que la víctima recibía un archivo adjunto por correo electrónico que contenía un backdoor. Cuando era ejecutado, el troyano procedía a contactarse a un Centro de Comando y Control (C&C) a la espera de comandos remotos. Posteriormente, el atacante enviaba una variante de Win32/Filecoder a los equipos infectados. Esta acción permitía infectar esos sistemas sin la necesidad de copiar el troyano al disco y solamente cargándolo en memoria RAM.

Otro caso es Win32/Filecoder.BH (también conocido como DirtyDecrypt). Este malware utiliza un método visual de extorsión hacia la víctima: durante el ciclo de cifrado de imágenes y documentos, el contenido de ambos tipos de archivos es sobrescrito con un mensaje de advertencia seguido de los bytes originales del cifrado.

Otra variante reciente, Win32/Filecoder.BQ, intenta presionar a la víctima utilizando una cuenta regresiva del tiempo que resta para que la llave del cifrado sea eliminada definitivamente y los datos no puedan ser recuperados.

“Recomendamos a los usuarios proteger la configuración de la solución de seguridad con una contraseña, para evitar que un atacante pueda alterar los parámetros de protección. Asimismo, es fundamental mantener un respaldo de los datos (backup) actualizado”, declaró André Goujon, Especialista de Awareness&Research de ESET Latinoamérica.

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *