Presidente García Pérez, ordenó “bombardear y ametrallar” las pozas de maceración de estupefacientes y aeropuertos clandestinos

El Presidente de la República, Alan García Pérez,ordenó “bombardear y ametrallar” las pozas de maceración de estupefacientes y aeropuertos clandestinos usados para transportar la droga. De ese modo, anunció que su Gobierno no se rendirá ni cederá al chantaje frente a la expansión ilícita de los cultivos de hoja de coca y del narcotráfico.

“Yo no estoy dispuesto a dejarme chantajear, si el país está dispuesto a ser chantajeado aquí está mi puesto, yo no voy a ser ni un pelele ni un títere de los temores políticos, hablo las cosas claras, no tengo más voluntad que hacer cumplir la obligación que tengo sin estar pensando en elecciones del futuro”,sostuvo García Peréz. Instó, en ese sentido, a las autoridades policiales actuar con la mayor firmeza para erradicar los cultivos ilegales, las pozas de maceración de drogas, e intervenir a los abastecedores de insumos químicos.

“Usen los aviones A37, bombardeen y ametrallen esos aeropuertos, esas pozas de maceración. Y al mismo tiempo, hay que buscar al que se beneficia, al barón de la droga”, enfatizó.

El presidente García Pérez señaló que el Estado peruano no puede conceder un milímetro al narcotráfico, de lo contrario, la comunidad internacional colocará al Perú en la “lista oscura” de proveedores de drogas en el mundo.

“Es cierto que la hoja de coca es un problema de varios siglos en nuestra patria, pero no nos vamos a rendir ante su expansión delictiva (…) Estoy seguro que sí se puede distinguir el cultivo tradicional de lo que es un cultivo que va a la producción de cocaína”, precisó.

De igual manera, refirió que el control del Estado debe dirigirse a controlar la aparición o expansión de los llamados “barones de la droga” que blanquean dinero y pretenden introducirse legalmente a la economía nacional.

“Cierto es que aquí en apariencia no tenemos el poder de los Pablos Escobares, pero tenemos pequeños Pablitos que están allí, que todavía no han puesto su pie en el Congreso, no lo sé”, comentó.

Durante su intervención, el jefe de Estado señaló que no se debe caer en la “media tinta electorera, demagógica” y actuar con mano blanda ante un flagelo que destruye al país y sus posibilidades de futuro.

Asimismo, agregó que resulta indispensable controlar el narcotráfico no sólo para cortar el abastecimiento de sustancias ilegales al extranjero, sino también para controlar el consumo de drogas en más de 100 mil jóvenes peruanos.

“Y la gente reclama al Estado más acción, más inteligencia, más racionalidad organizativa, más capacidad de movilización de la población para responder a la ola dramática de robos, secuestros, venta de drogas, conductas antidemocráticas”, puntualizó.

El Mandatario brindó estas declaraciones tras la inaugurar el II Foro Interamericano de Seguridad y Convivencia Humana, advirtió que “si no matamos ahora el peligro” de la expansión del narcotráfico, el Perú podría afrontar “una insurgencia tan grande como ocurrió en un país hermano”.
Fuente:peruinforma.com

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *