Poco a poco retorna la calma en Puno

Calles de Puno

Retorna la calma en Puno

La tranquilidad y las actividades habituales regresan a la ciudad de Juliaca, región sureña de Puno, mientras los manifestantes esperan en sus comunidades a los equipos de negociación que viajaron a Lima para evaluar la situación y decidir si levantan las protestas.

Según a la agencia Efe, el coordinador de la Defensoría del Pueblo en Juliaca, Jacinto Ticona, la ciudad amaneció ayer “con cierta tranquilidad”, mientras las actividades comerciales y de transporte público se restablecían tras las protestas que el viernes dejaron cinco fallecidos y más de 40 heridos.

Aproximadamente 5,000 manifestantes, que protagonizaron el viernes enfrentamientos con la Policía, retornaron también poco a poco a sus comunidades de origen, en las provincias de Azángaro y Yaraví.

Desaguadero
Estas protestas en el sur de la región tienen actores, objetivos y escenarios distintos a las registradas en Juliaca, que están protagonizadas por campesinos de la etnia quechua.
El líder de los aimaras, Walter Aduviri, tenía previsto ayer un encuentro con las bases en Desaguadero, paso fronterizo entre Bolivia y Perú que ha permanecido cerrado desde el inicio de las protestas.

Respiro a comerciantes
El dirigente Aduviri informará a los manifestantes acerca de los acuerdos alcanzados con representantes del Ejecutivo y se espera que anuncie una tregua que permita continuar con las negociaciones y dar algo de respiro a los comerciantes de ambos lados de la frontera, que han sufrido millonarias pérdidas a consecuencia del bloqueo del paso de Desaguadero.

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *