Cebolla peruana proyecta conquistar Brasil, el quinto país más grande del mundo

Cebolla arequipeña

Cebolla arequipeña

Las autoridades de Brasil publicaron, hace unos días, la resolución oficial que aprobó los requisitos fitosanitarios para facilitar el acceso de la cebolla peruana a ese mercado.

El acceso de la planta herbácea al mercado de ese país vecino se gestó hace cinco años a través de una iniciativa promovida por la Mesa de Concertación para Ajos y Cebollas de Arequipa, contando con el apoyo técnico del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA), y la intervención de personal de Cancillería, MINCETUR y el MINAG, en el objetivo de impulsar el desarrollo agroexportador del país.

Cabe señalar que bajo el Acuerdo de Complementación Económica suscrito entre Perú y el MERCOSUR tanto la cebolla fresca, como la cebolla seca, ya se encontraban exceptuadas del pago de aranceles. Sin embargo, hasta la fecha no se había podido aprovechar este beneficio debido a las exigencias fitosanitarias.

Por ello, con esta medida los pequeños y medianos productores de cebolla podrán acceder libremente a un mercado de 191 millones de consumidores.

Pese a contar con una producción local a lo largo del año, las características varietales y las inclemencias climáticas hacen que Brasil importe cebollas. En ese sentido, el año pasado, Brasil importó alrededor de US$ 43.3 millones en cebolla para abastecer las necesidades de su mercado interno, cuyos cargamentos procedieron básicamente en un 83% de Argentina, seguido de los Países Bajos (Holanda), y España con el 8%.
Frente a este nuevo mercado, el Perú cuenta con una producción de 606,000 toneladas métricas de cebolla registradas el año pasado, originándose mayormente en Arequipa, Ayacucho, Cusco y Puno, y representando el 52% de la producción nacional.

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *