Cientos de personas enfermas son olvidadas o abandonadas

En los pasillos del hospital Honorio Delgado Espinoza día a día se entretejen miles de historias, Felipa permanece en esta cama durante un año. Ella depende de un aparato de asistencia respiratoria; de lo contrario, moriría. Ella es del Cusco, pero vive en Puerto Maldonado.

Su única hija de 22 años murió de una extraña enfermedad hace 13 meses. Su esposo la abandonó pero le dice que pronto volverá. Nunca conoció a su padre y su madre es una anciana inválida de 80 años. Necesita ayuda económica para poder subsistir. Enlacenacional.com

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *