Ex trabajadores ediles se encadenan a municipio exigiendo pagos, en Arequipa

Fortunato Yucra tiene 82 años y ya no oye. Él entregó 40 años de su vida al trabajo de limpieza pública en el municipio provincial de Arequipa, y ahora que la vejez le llegó, las autoridades le dan la espalda. Por eso se encadenó en las afueras del municipio para exigir el pago de su compensación por tiempo de servicios, dinero que le hace falta para subsistir.

Así como él, existen diez ex trabajadores más que, por el límite de edad, tuvieron que dejar sus labores. Según la normativa cuando se cesa al trabajador se tiene que pagar este beneficio social en las siguientes 48 horas, pero ya han pasado cuatro años.

No les importó el sol, ni su estado de salud para encadenarse. Ellos esperaron que se asome el alcalde a escuchar sus pedidos, pero no hubo repuestas, solo disculpas. Esta situación demuestra que los adultos mayores son olvidados pese a haber entregado lo mejor de su vida en el cuidado de la ciudad.
Enlacenacional.com

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *