El éxito de una empresa minera depende de los dueños de la tierra

Doctor Aníbal Sierralta Ríos, profesor de la Pontificia Universidad Católica del Perú

Doctor Aníbal Sierralta Ríos, profesor de la Pontificia Universidad Católica del Perú

“El éxito de una empresa minera depende de los dueños de la tierra”, aseguró el Doctor Aníbal Sierralta Ríos, profesor de la Pontificia Universidad Católica del Perú, durante su conferencia “Cultura, conflicto y negociación en la actividad minera”, que se realizó en el marco de PERUMIN- 32 Convención Minera.

El también presidente del Centro Internacional de Administración y Comercio dijo que “antes de las etapas de exploración y explotación se tiene que iniciar la negociación con las comunidades, porque el éxito de una empresa minera depende de los dueños de la tierra”.

En ese sentido, recordó que la negociación es una técnica y un arte dedicado a conseguir objetivos comunes y es indispensable para evitar conflictos sociales.

“Generar confianza es la primera tarea y la etapa más difícil. No podemos construir un hogar, una empresa o un proyecto si carecemos de ella. Para crear estos lazos de amistad el mecanismo es el diálogo, y dialogar es sustancialmente saber escuchar”, manifestó.

Añadió que a partir de la generación de confianza, se podrá identificar los intereses de ambas partes y diseñar objetivos mínimos y máximos que sean el margen de negociación. “La negociación es un intercambio de concesiones, estas no se pueden regalar porque sería una dádiva. La felicidad no se impone. No todo se resume al análisis de costo – beneficio porque el mundo no se mueve así”, dijo.

Sierralta Ríos, autor del libro “Cultura, conflicto y negociación en minería”, también se pronunció sobre el conflicto de Tía María en Islay (Arequipa), donde la comunidad se opone al proyecto de la empresa Southern Perú. Consideró que “entregar 100 millones de soles fue un error porque a la gente tiene que costarle y la empresa tiene que negociar para que no sea un regalo”. Sostuvo que la empresa tomó malas decisiones pero es loable que intente reconstruir la confianza con su programa Reencuentro.

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *