Gobiernos regionales de Arequipa y Cusco acuerdan realizar estudio de aguas

Los gobiernos regionales de Arequipa y Cusco, con la mediación del Ministerio de Agricultura y la Autoridad Nacional del Agua (ANA), firmaron hoy un convenio para realizar un estudio de balance hídrico de la cuenca alta del río Apurímac, que definirá la disponibilidad de agua para el proyecto de irrigación Majes-Siguas II y los que se ejecutarán en el Cusco.

El documento fue suscrito esta mañana en presencia del ministro de Agricultura, Carlos Leyton, por los presidentes de los gobiernos regionales de Arequipa, Juan Manuel Guillén, y del Cusco, Hugo Gonzales, y el jefe de la ANA, Abelardo de la Torre.

El convenio encarga a la ANA contratar y supervisar la ejecución del estudio “Balance hídrico de la cuenca alta del río Apurímac”, el cual demandará 374 mil 867 soles y será financiado en partes iguales por ambos gobiernos regionales.

En declaraciones a la prensa, el ministro Leyton calificó el acuerdo como importante y positivo para Arequipa y Cusco, “porque ahora se va a determinar el balance hídrico para la cuenca alta del Apurímac, que definirá cuáles serían los niveles de irrigación tanto de la provincia de Espinar (Cusco), como al proyecto Majes-Siguas (Arequipa)”.

Precisó que las aguas del río Apurímac promoverán no sólo la ejecución del proyecto Majes II (construcción de la presa Angostura), sino también se utilizará el suministro del recurso hídrico para impulsar el desarrollo agropecuario de Espinar y distritos aledaños.

Leyton dijo que en el caso de Majes-Siguas, por ejemplo, se proyecta la irrigación de 38 mil hectáreas, y en el caso de Espinar unas 8 mil hectáreas.

“Sólo con la ejecución de Majes II se crearán 120 mil empleos (directos e indirectos), con una inversión del proyecto del orden de los 300 millones de dólares en materia de infraestructura. Esperamos, a partir del próximo año, se puedan iniciar las obras en su conjunto”, anotó Leyton.

Por su parte, el presidente regional de Arequipa señaló que la solución al conflicto con el Cusco ha sido fruto de la “buena voluntad de ambas partes y del ministro de Agricultura. Hemos conciliado opiniones y el estudio hídrico establecerá las necesidades de ambos proyectos (Majes y Espinar). Creemos que la solución final será ampliamente satisfactoria para las dos regiones”.

A su turno, el titular del gobierno regional de Cusco saludó la firma del acuerdo y puntualizó que “representa el corolario de una serie de discusiones y conversaciones pero que al final hemos concluido en la necesidad de hacer un balance hídrico que determinará la oferta de agua y las demandas de ambas regiones”.

“Este documento le pone punto final a una serie de controversias (entre ambas regiones) y saludó la voluntad de solución de Juan Manuel Guillén y la mediación del ministro Carlos Leyton, en la solución del tema”, expresó Gonzales.

Finalmente, Guillén informó que el plazo para culminar el estudio de balance hídrico es de cuatro mesesde, “pero el jefe de la ANA ha ofrecido tener listo el estudio en menor tiempo, y es posible que sea culminado en 90 días”.

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *