Malestar en Arequipa por visita relámpago de premier Simon

Un profundo malestar dejó en los pobladores de Arequipa la breve visita efectuada ayer por el premier Yehude Simon a la provincia de La Unión, donde tenía previsto sesionar por espacio de dos días con las autoridades locales pero que, en los hechos, apenas si dialogó por escasas tres horas.

Desde tempranas horas, decenas de pobladores de La Unión aguardaron el arribó del presidente del Consejo de Ministros, con pancartas donde demandaban el asfaltado de la carretera que une la provincia con la Ciudad Blanca, así como mayores recursos para las municipalidades provinciales.

Según lo programado, Simon Munaro debía llegar en compañía de cuatro ministros de Estado. Empero, sólo acudieron a la cita el titular del Ministerio de Agricultura, Carlos Leyton; y los viceministros de Minas, y de Transportes, Felipe Isasi y Nicanor González, respectivamente.

Apenas llegó el premier a la reunión, anunció que debía retornar con urgencia a Lima para presentarse ante el Congreso de la República y sustentar las estrategias antisubversivas en el Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE).

Luego de tres horas de reunión, el premier aseguró que el Gobierno central consiguió un préstamo de 320 millones de dólares de parte del Banco Mundial (BM) que serían entregados a las municipalidades arequipeñas vía el Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (FONCODES).

En el caso específico de La Unión, informó que se autorizó a las municipalidades distritales para que trabajen programas de riego, a fin de impulsar la producción agrícola.

La noticia, sin embargo, no fue tomada con agrado por el presidente regional Juan Manuel Guillén Benavides, quien demandó una reforma total del Estado y la desaparición de programas, como el FONCODES, en los cuales -dijo- se gasta un 40% de los recursos asignados en el pago de burocracia.

“Estos programas son parte del aparato de manipulación a cargo del Gobierno central, que no tienen sentido. El Gobierno central debe dedicarse a los grandes objetivos y políticas nacionales y dejar la ejecución a los gobiernos regionales y locales”, remarcó.

En tanto, el alcalde provincial, Simón Balbuena Marroquín, dijo que para arequipeños lo más importante es el canon minero y la construcción de vías.

“Tenemos que definir qué cantidad van a aportar las empresas que explotan el oro en las provincias altas de la región. Además, el caso de mantenimiento de carreteras que es pésimo en cinco provincias del departamento”, refirió.

Balbuena también expresó su preocupación por el recorte del presupuesto por FONCOMUN, que en el caso de Arequipa llega al 24%. “El premier ha dicho que nos han reintegrado. Acabo de llamar a Arequipa y ya hemos recibido los recursos, pero siempre nos han recortado”. cnr.org.pe

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *