Realismo de actores gustó a espectadores en Chiguata

Fuente:correoperu.com.pe
El realismo demostrado por los actores de la escenificación de la Vida, Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, hizo derramar lágrimas a algunas personas que asistieron a Los Portales de Chiguata, donde la Federación de Círculos Sociales Católicos de Arequipa (CIRCA), cumplió su 17ª edición de la escenificación. Más de 3 mil pobladores del lugar, la ciudad de Arequipa e incluso de otras ciudades del país, llegaron con gran recogimiento y espiritualidad al escenario casi natural, donde más de 200 actores, todos ellos pertenecientes a CIRCAse dieron íntegros para cumplir con su papel asignado. En cada uno de los escenarios se vivió con mucho realismo cada episodio de lo sucedido en la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, escuchando en más de una oportunidad expresiones como “No le peguen”, de gente que nada tenía que ver en la representación. Se levantaron en esta oportunidad 32 escenarios para en cada una de ellas recordar aquellos momentos que vivió Jesucristo hasta quedar clavado en la cruz y pronunciar su última palabra, la séptima, “En tus manos encomiendo mi espíritu”. En ese instante, cuando luego de haber pasado por todas las escenas, con su cuerpo ya cansado eleva su mirada al cielo y se encomienda a Dios, su padre, escena que arrancó lágrimas de los espectadores que lo acompañaron hasta la cumbre de uno de los cerros de Los Portales de Chiguata. Hace 17 años que lo inició CIRCA “Esta es una representación de la Pasión y Muerte de Jesucristo que la hacemos hace 17 años en CIRCA, donde Jesucristo sigue asumiendo el dolor de los hombres, muere en la cruz y resucita y esa es la gran alegría del pueblo”, indicó la religiosa Soleta Pérez, coordinadora general de la actividad de ayer y que siguió paso a paso cada escena. Dijo que el corazón de Jesucristo sangra cuando maltratamos a nuestros discípulos, se viola, se hurta y censuramos sin respeto a los demás lo que hace pensar que la auténtica paz del mundo no llega, que es difícil pero no imposible. “Con esta escenificación se busca concientizar a la población de lo que Jesucristo pasó por nosotros, él asume nuestro pecado trayendo paz, amor, alegría y nosotros le damos la espalda, por lo que se busca que la paz, amor y alegría siga siendo posible porque Dios vive”, indicó la madre Soleta Pérez. Sostuvo que no hay que dejar de lado la vida espiritual, que hay que vivir con mucha devoción y fervor, pedir al Señor que aumente nuestra fe ya que sin ella la vida no es vida. Puntualizando que la palabra de Dios es viva y eficaz para seguir cambiando nuestras vidas y conseguir un mundo mejor.

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *