Una fábrica de juguetes muy especial en Arequipa

Este año la Navidad será distinta para los niños pobres de Arequipa. Esto debido a que el gobierno regional firmó un convenio con el Instituto Nacional Penitenciario (INPE), mediante el cual se le encarga la confección de 4.000 juguetes de madera y trapo para su distribución la semana previa a la fiesta.

En los penales de Socabaya, 60 internos (hombres y mujeres) se encargan, desde hace una semana, de fabricar estos juguetes. Ya sean aviones o carritos de madera, todos han sido elaborados cuidadosamente.
La producción es en serie: unos se encargan del cuerpo de los juguetes, otros de las alas o las llantas, algunos pintan, otros lijan. El acabado tiene que ser perfecto: ellos saben que quien reciba el juguete podría ser su hijo o su nieto.

Al término de las dos semanas de trabajo, cada uno recibirá S/.100 como compensación, pero, además, la gratitud de miles de niños de toda Arequipa.

También en la confección de muñecas se trabaja en serie: las internas más diestras en el manejo de las máquinas de coser van armando los cuerpecitos de tela, luego de que otras internas hayan elaborado el diseño y cortado la tela siguiendo un molde. Otras se encargarán de dibujar los rostros en cada una. Luego vendrá el relleno de las muñecas con espuma y el empaquetado final.

ASÍ NACIÓ LA IDEA
Carlos Quiroz, jefe de la oficina de Cultura y Gestión Social del Gobierno Regional, explica que la idea de mandar a hacer los juguetes fue del propio presidente de la región, Juan Manuel Guillén.

Hace un año, Guillén entregó un carro a pilas a un niño en un poblado alejado, pero cuando el pequeño intentó hacerlo avanzar, no pudo porque el juguete no tenía pilas. El funcionario le dio dinero para que las comprara, pero en el pueblo no había siquiera una tienda donde adquirirlas. Así que decidió que los regalos que se entregaran debían ser de madera, lo que además daría trabajo a quienes quisieran construirlos.

El gobierno regional destinó S/.3.000 para comprar juguetes; además, el comité de damas logró recaudar otros S/.18.000 con un desfile a beneficio y un curso de contabilidad, y así se consiguió el dinero para los juguetes. Y cuando a Nora Solís, la esposa del presidente regional, una interna de Socabaya le pidió que le diera trabajo, ella aprovechó la oportunidad y entonces se concretó la idea.

Se espera repartir 10.000 juguetes entre los niños pobres de cinco provincias (La Unión, Castilla, Caylloma, Condesuyos y Caravelí). Además de los que construirán los internos, otros 4.000 juguetes será confeccionados por clubes de madres de Hunter, Socabaya y Cayma. Además, la Intendencia de Aduanas donará 2.000 juguetes más. Por todo ello se habla con tanto entusiasmo de una Navidad especial para los niños arequipeños.
Fuente:elcomercioperu.com.pe

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *