Veraneantes en riesgo de ser afectados por un eventual tsunami

Veraneantes en playas peruanas

Veraneantes en riesgo de ser afectados por un eventual tsunami

Imagínese. Un día de verano junto a su familia o con sus mejores amigos, disfrutando de un espléndido sol, un inmenso manto de arena, algunas bebidas frías acompañadas de un suculento plato marino, y claro, de un vasto mar que lo invita a surcarlo. Elementos que complementan la diversión. Pero, se ha puesto a pensar qué haría si su diversión es interrumpida abruptamente por un gran terremoto, y las aguas del mar comienzan a replegarse para luego de algunos minutos salir convertido en un tsunami.

Es probable que muchos atinen a decir que lo primero que harían sería correr y ganar las zonas más elevadas de la playa para no ser alcanzados por las olas, y aquellos que tienen sus vehículos, dirigirse a éstos para enrumbar una huida rauda.

Podría ser peor

Panamericana Sur playas Camaná

La vía de la Panamericana Sur una primera zona segura

Actualmente, es preocupante lo que podría acontecerse tras un terremoto en una de las tantas playas que tiene nuestro litoral peruano, nos referimos a las playas de Camaná, una de las más concurridas por la población arequipeña en la época de verano.

Solo un fin de semana, por decir un sábado, entre las playas Punta Vieja y Titanic, se concentran un promedio de 20 mil veraneantes, según información que maneja la Municipalidad Distrital de Samuel Pastor -donde se ubican ambas playas- y la propia comuna provincial de Camaná.

Respecto a la entrada de vehículos, se estima que son más de 5 mil entre autos, camionetas, buses y mini buses los que ingresan a las zonas de estacionamiento y otros que se ubican en calles y avenidas, estos últimos por lo general ocasionan congestionamiento tanto al llegar como al salir.

Un gran desastre
De registrarse un terremoto y posterior tsunami como el ocurrido en este mismo lugar el 23 de junio del 2001, pero esta vez en época de verano, las consecuencias serían muy lamentables, debido que la multitud de veraneantes en su desesperación por salir, no sabrían qué vías de evacuación tomar para dirigirse hacia las zonas elevadas o llegar a la pista de la Panamericana Sur, considerada como uno de los lugares seguros ante tsunamis.

El otro inconveniente que agravaría aún más el desastre, sería la aglomeración de vehículos, tanto de los que intentarían salir de las playas hacia la Panamericana Sur como de aquellos que insistirían seguir circulando en esta vía por ambos sentidos -quienes vendrían de Lima y bajarían de Arequipa. Fuente:Perú sin riesgo de desastre.

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *