El abuso tecnológico causa poda cerebral en los niños

Niños usando computadoraRosa Galván Gómez
Nadie duda de la importancia de los medios tecnológicos. Sin embargo, su creciente llegada en los niños, de manera adictiva, está causando una poda cerebral que se revela en la pérdida de capacidad de atención y concentración, bajo razonamiento y disminución de sus funciones cognoscitivas.

El doctor Guillermo Rivera, presidente del Instituto de Aprendizaje y Motivaciones Educativas (Infamile), sostiene que el uso excesivo de los medios tecnológicos, como la televisión, los videojuegos e internet, afectan seriamente el cerebro de los niños y adolescentes.

“Los cerebros de los niños tienen otra configuración producto de la influencia de la tecnología; la sobreestimulación hace que se nieguen a leer y escribir.” Ellos están acostumbrados a la velocidad, color y sonido de internet, y sufren tensiones y estrés.
Felizmente, la enfermedad tiene cura. Un equipo de 10 especialistas de Infamile integrado por docentes, sicólogos, psiquiatras y lingüistas, coinciden que para evitar esa “poda”, a los hijos hay que racionalizarles el tiempo. En ese sentido, aconsejan que los niños tengan un tiempo para cada tarea, principalmente para los juegos físicos y virtuales, la televisión, entre otros.

Las familias deben tener lo que llamamos una FODA: fortaleza, oportunidades, debilidades y amenazas; una regla que se aplica en las empresas o negocios, pero no en la familia. Refiere que así como las personas tienen metas y objetivos en sus negocios, así deben tenerlo en el plano familiar y dar un espacio importante para compartir con sus hijos.

“Deben conocer sus habilidades y talentos; y si les gusta el canto, que aprendan a través de él sus tareas”, aconseja.

Aporte peruano
La metodología peruana, concluida tras ocho años de estudios, se basa en las neurociencias y la famosa teoría de las inteligencias múltiples del estadounidense Howard Gardner, que determina que cada uno tiene ocho inteligencias diferentes: lingüística, lógico-matemático, musical, espacial-visual, física cinestésica, intrapersonal, interpersonal y naturalista.

“Hemos aumentado dos inteligencias más: el moral-espiritual y la creativa”, sostiene. Luego señala que es aplicable a todas las terapias: de lenguaje, aprendizaje, conducta y también en la estimulación temprana.

La metodología peruana utiliza la inteligencia múltiple, la gimnasia cerebral y la neurociencia para trabajar principalmente con las fortalezas y talentos, a fin de potenciar sus capacidades cognitivas.

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *