Innovador examen para detectar VIH a través de la saliva

oraquick advance presentaciónLos exámenes de anticuerpos salivales para detectar en menos de 20 minutos el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH), sin usar ninguna gota de sangre, podrá usarse masivamente en las campañas de prevención y detección del virus en Perú.

OraQuick ADVANCE detector de VIH a traves de la salivaSe trata del OraQuick® ADVANCE™, única prueba oral de detección rápida de anticuerpos anti VIH que se presentó en el marco del “V Foro Latinoamericano y del Caribe en VIH/Sida e ITS”, ante autoridades gubernamentales, investigadores de la comunidad científica, médica y farmacéutica, así como representantes de organismos gubernamentales y no gubernamentales comprometidos en la problemática del VIH de 21 países, que asistieron al importante evento celebrado del 21 al 23 de noviembre en el Museo de la Nación.

La prueba tiene un alto porcentaje de certeza ya puede encontrarse en el país. Por medio de un pequeño dispositivo que se coloca en la zona posterior de los dientes se obtiene una muestra de saliva, para su análisis ulterior. Este equipo funciona, además, con muestras de sangre o plasma, pudiendo guardarse a temperatura ambiente. En este caso, tampoco se requiere preparación previa (ayunas).

Las pruebas rápidas de detección del VIH/SIDA desarrolladas en los últimos años son herramientas sumamente útiles para frenar el crecimiento de la epidemia. En contraste con las pruebas convencionales realizadas mediante extracciones de sangre con jeringa, las pruebas rápidas se realizan en tan sólo 20 minutos, en lugar de las dos semanas requeridas por las convencionales pruebas serológicas para dar a conocer los resultados del análisis de laboratorio.

representante oraquick Advance para latinoamericaEstas pruebas sirven para detectar la presencia de anticuerpos en la sangre generados por el VIH, el cual puede ser adquirido mediante las relaciones sexuales desprotegidas, una transfusión de sangre contaminada o por vía perinatal.

Con esta alternativa, las personas pueden recibir consejería y obtener resultados en una sola visita, hecho que puede influir para incrementar la cifra de quienes deseen practicársela sobre todo en campañas masivas organizadas por entidades gubernamentales y no gubernamentales, incluso en las zonas más alejadas del país ya sean lejanas comunidades de sierra o selva.

A más de dos décadas de haber sido descubierto, la ciencia médica aún no encuentra la cura para el VIH/SIDA que anualmente afecta a cuatro millones de personas en el mundo. En el Perú, el Ministerio de Salud (MINSA) ha reportado, a través de la Dirección General de Epidemiología: 20,110 casos de SIDA y 29,771 casos de VIH, notificados en el Perú al 2007.

La mayoría de los casos se presentan en ciudades y departamentos de la Costa y de la Selva del Perú, con mayor concentración urbana (Lima-Callao, Iquitos, Chiclayo, Trujillo, Pucallpa, Arequipa, Huancayo, Piura, Ica, Chimbote y Huaraz); su diseminación se correlaciona con mayor densidad poblacional, mayor actividad comercial y mayor flujo migratorio. Lima y Callao concentran el 73% de los casos registrados (MINSA, 2006).

PRUEBA RÁPIDA ORAL DE FÁCIL PROCEDIMIENTO

La primera prueba rápida de fluido oral está autorizada por la Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos y la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas fue creada por los laboratorios OraSure Technologies Inc, bajo el nombre de OraQuick Advance.

Antelmo Terrades, representante del laboratorio OraSure para Latinoamérica, sostuvo que el dispositivo, calificada por sus creadores como altamente confiable, es una prueba de manejo seguro y sencillo con la que es posible obtener en sólo 20 minutos la detección de anticuerpos mediante el fluido oral.

Pese a su alta precisión, estimada en 99.8% por la FDA, para los expertos de OraQuick Advance en el caso de que el resultado preliminar sea positivo, se requerirán otras pruebas confirmatorias, en base a las cuales el médico determinará el tratamiento a seguir.

Terrades sostuvo que esta prueba es de fácil uso y consta de un dispositivo con control de resultado incorporado, un frasco con solución reveladora, un soporte para prueba reutilizable y un aro para obtención de muestra de sangre o plasma.

“El procedimiento es muy sencillo, pues la paleta del dispositivo se pasa entre las encías (superior e inferior) y los labios, a modo de humedecerlo con fluido oral, después se introduce en el líquido revelador en donde ocurrirá el procedimiento químico, la pantalla se tornará rosa y al cabo de 20 minutos este tono desaparecerá y se podrá leer el resultado”, agregó.

El dispositivo tiene dos indicadores, una C y una T, las cuales significan “control” y “test”, respectivamente. Si el resultado es negativo, una línea roja aparecerá en C. En caso contrario, si es preliminarmente positivo, aparecerán dos líneas rojas en C y T. El resultado será inválido o nulo si la pantalla permanece en blanco, rosada o si las líneas no están bien definidas o salen del margen de registro.

Las pruebas contienen un instructivo en español y su venta sólo está autorizada a organizaciones civiles con trabajo en VIH, así como a los profesionales de la salud. En farmacias su comercio no está permitido, y los médicos carecen de autoridad para dar la prueba a los pacientes y enviarlos a sus casas a realizarlas.

Entre las ventajas que ofrece el producto, Terrades destacó que no necesita refrigeración, agujas, lancetas, tubos de ensayo o guantes para ser usado. La sustancia reveladora no es tóxica ni contaminante. OraQuick Advance cuenta con seis meses de caducidad, por lo que se debe utilizar lo más pronto posible

“A diferencia de las pruebas de VIH convencionales, OraQuick Advance tampoco requiere que la persona esté en ayunas al momento de utilizarla. Incluso se puede aplicar bajo los influjos de drogas o alcohol, o no haberse lavado la boca en varios días. “Nada la inhibe, la gente sólo tiene que estar preparada psicológicamente mediante una consejería previa y haber dejado pasar el llamado periodo de ventana”, añadió.

Por último, remarcó que aunque su uso es sumamente sencillo, las pruebas rápidas no deben ser consideradas como “caseras”, sino como una herramienta para facilitar el trabajo en los centros de detección. En ese sentido, subrayó que es obligatoria la consejería en toda prueba de detección, dado el impacto que un resultado positivo puede generar debido al estigma y la discriminación que rodean a la epidemia.

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *