La evolución de las tecnologías móviles todos los caminos conducen a LTE

3G Americas Erasmo RojasPor Erasmo Rojas
Cada vez que surge una nueva tecnología, el mercado se pregunta si debe permanecer con la tecnología vigente o migrar hacia la nueva. Esto fue lo que ocurrió en el pasado reciente en la pugna entre CDMA y GSM. En la actualidad ¿la “guerra” es entre Wimax Móvil y LTE? La evolución tecnológica es natural y veloz. Y la duda subsiste: ¿cuál de las dos vencerá?

Muy probablemente ambas (Wimax Móvil y LTE) convivirán. La llegada de las redes de 4G (cuarta generación) está sucediendo a un ritmo cada vez más acelerado. El primer paso es saber qué banda de espectro subastará el gobierno local para su despliegue. Si bien ambas están basadas en la misma tecnología de acceso de radio, conocida como OFDMA (Acceso Múltiple por División de Frecuencia Ortogonal), cabe recordar que la tecnología Wimax Móvil hoy se ofrece comercialmente en la banda de 2,5 GHz, mientras que LTE (Long Term Evolution) está en servicio en la banda de 2, 5 GHz y será muy pronto comercializada en la banda de 700 MHz. En cualquier caso, es fundamental para el operador definir la estrategia de negocios. Para el nuevo operador, el primer paso será verificar cuál tecnología le permitirá implantar los servicios de telecomunicaciones a un costo menor. Luego, será preciso saber si ese servicio llegará al consumidor final de manera accesible (costo de servicios y de terminales de acceso). No sirve a largo plazo utilizar una tecnología en la que el usuario final enfrente costos altos de terminales de acceso (aparatos y módems) sin un retorno proporcional para el inversionista u operador.

Pero no existe una regla para la adquisición de estas tecnologías. Los nuevos operadores, por ejemplo, no precisan necesariamente comenzar con Wimax, como tampoco los operadores que ya tienen una cartera de clientes compatibles con HSPA están obligados migrar de la familia de tecnologías GSM a LTE. A modo de ejemplo, un nuevo operador de redes fijas nacionales de Colombia (UNE) obtuvo por concurso la frecuencia de 50 MHz en el espectro de 2,5GHz recientemente. Ellos prefirieron la estrategia de usar LTE y no Wimax Móvil por no encontrar ventajas en esta ultima para sus clientes según los últimos movimientos y anuncios de los operadores del mercado mundial que ya trabajaron o se habían decidido por la tecnología Wimax.

Otro operador también optó por el cambio de tecnología. El operador ruso Yota había anunciado la implementación de Wimax en más de 15 ciudades de Europa pero, frente a la economía de escala y los costos que ofrece la red LTE, decidió cambiarse a LTE. El operador además anunció una inversión de U$ 100 mil millones para este año. Y no es el único. Durante el evento de CTIA, en abril de 2010, Clearwire, el mayor operador de Wimax móvil de los Estados Unidos, comentó su intención de considerar la tecnología LTE para sus futuros suscriptores.

Y las evoluciones no se detienen allí. Operadores de 2G migraron a 3G (HSPA) y ahora pretenden evolucionar a 4G (LTE). El operador Telia Sonera en Noruega y Suecia lanzó la tecnología LTE en 2,5GHz en diciembre de 2009. Por su parte, el operador NTT DoCoMo (Japón) planea lanzar comercialmente la red LTE utilizando espectro de 2,1 GHz este año. Otros dos operadores norteamericanos también anunciaron la comercialización de la tecnología LTE próximamente, en el segundo semestre de 2010: Verizon y la Metro PCS utilizarán espectro en la banda de 700 MHz.

Se prevé que en 2014 las redes UMTS-HSPA representarán el 83% del volumen de las suscripciones a 3G a nivel mundial, contra el 10% de CDMA / EV-DO, el 4% de LTE y el 3% de Wimax Móvil. Para Brasil, en especial, la necesidad de subastar primero la banda de espectro en 2,5 GHz y luego en 700 MHz es lo aconsejable dada la situación del uso actual y disponibilidad de esas 2 bandas de espectro. Brasil será la sede de la Copa del Mundo de futbol en 2014 y precisará tener la infraestructura tecnológica de datos adecuada en pleno funcionamiento. La sugerencia, en una primera fase, es mantener las redes 3G para prestar servicios de voz, mientras que las redes LTE se destinan a la parte de datos. Pero para implementar 4G en Brasil, los operadores aguardan la definición de ANATEL respecto de las bandas de frecuencia que están disponibles para ser utilizadas en el país por la tecnología 4G.

La llegada de esta nueva tecnología LTE permitirá una velocidad de navegación muchas veces mayor y la transmisión de datos por redes inalámbricas. Para tener una idea, en las pruebas realizadas, la velocidad llegó a alcanzar los 170Mbps (megabits por segundo), más de diez veces más que lo que ofrece la tecnología 3G actual, y más del doble de lo que logró Wimax, y ya comienzan a estar disponibles aparatos (módems y smartphones) que dan soporte a la nueva tecnología LTE.

* Erasmo Rojas, Director de 3G Americas para América Latina y el Caribe.

¿Quizá te interesé estas noticias relacionadas?

Envié su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *